Google+ Followers

jueves, 17 de diciembre de 2015

FELIZ NAVIDAD CON ESTOS "PEQUEÑOS MOMENTOS MÁGICOS"


“PEQUEÑOS MOMENTOS MÁGICOS”

VALS Nº 6 Op 64, Nº1 “EL MINUTO” F.CHOPIN / A.RUBINSTEIN

Este pequeño vals, apenas dura algo más que un minuto, así fue subtitulado por la gente que lo escuchaba: “pequeños momentos mágicos”, nos proporciona esos momentos de serenidad y belleza que siempre necesitamos en nuestras vidas…

Arturo Rubinstein ha sido uno de los más grandes intérpretes de grandes compositores pero su preferido fue Chopin, compatriota suyo e interpretó magistralmente sus obras las cuales quedaron recogidas en completos álbumes.

Rubinstein nació en Polonia en 1887 y murió en Ginebra el 1982, una vida muy longeva y profesionalmente muy fructífera porque hasta muy anciano seguía en perfectas facultades profesionales.

Tuve el honor de conocerle personalmente en un concierto que dio en el Conservatorio de mi ciudad cuando yo era estudiante allá por principios de los años 60. Era ya un hombre de cierta edad madura pero con una personalidad impresionante y unas facultades pianísticas perfectas.

La maestría de Rubinstein, maestro de maestros…junto con la creatividad del gran compositor y virtuoso pianista que fue Federico Chopin, nos invitan a soñar…

Yo he soñado con un mundo mejor, lleno de luz y color, con hermosas cometas de divertidas formas y gran colorido que suben y suben hacia el cielo…disfrutando como niña…llenando mi espíritu de optimismo y serenidad que tanta falta hace para empezar un año nuevo de verdad, no solo porque  demos vuelta al calendario donde dice que es un año nuevo, no, amigos, un año nuevo en nuestros corazones es lo que os deseo.

Siempre tengo presente un verso que me impactó del poema “IF…”  de Rudiard Kipling que dice “Si nadie que te hiera llega a hacerte una herida…” porque define magníficamente la actitud que entiendo se debe tener ante la vida y en todo tipo sucesos como los luctuosos y desproporcionados que últimamente estamos sufriendo. La serenidad ante todo porque sin ella no se puede pensar. La Música es una gran amiga que nos ayuda a ser más felices, más serenos…me atrevería a decir que mejores personas…

No dejéis de escuchar la deliciosa pieza musical del gran Federico Chopin que muestro en este vídeo porque esto es lo que yo visualicé mientras escuchaba esta maravilla musical. Es muy interesante escuchar música y luego hacer una segunda pasada escuchándola con los ojos cerrados para que las imágenes fluyan y veréis la magia de la música que nos puede sugerir miles de situaciones, garantizando que siempre serán agradables…

Son esos momentos mágicos que los grandes músicos saben crear.

Os deseo un venturoso año lleno de momentos felices, de serenidad y amor, de salud del cuerpo y del alma, y sobre todo que LA PAZ sea una realidad en el mundo.

Ese es mi deseo ¡Feliz Año 2016!!

María Dolores Velasco



7 comentarios:

Franziska dijo...

Gracias. Ha sido una atención delicada. A mi siempre me reconforta oir música y procuro que no transcurra un solo día de mi vida sin dedicarle algunos minutos.

Feliz 2016. Un abrazo. Franziska

FG dijo...

Hola Dolores!!!!

Contigo siempre disfruto doblemente de la música, es esta pieza precisamente una que cuando la escucho siempre me dejo llevar y tú con ese vuelo de cometas (que a mí siempre me han fascinado) nos has llenado estos instantes de color además de melodía. Siempre hay que poseer ese don de tener una actitud positiva ante los percances y desde luego en estos tiempos nos hace muchísima falta.

Mis mejores deseos de todo corazón en estas fiestas.

Besitos

mudibus dijo...

Precioso y mágico. Gracias :)

Magali A. Solorza dijo...

Muchas gracias, es muy confortable sentir el sonido pleno de la melodía que baila en nuestro entorno, se positivo a pesar de tener dificultades, abrazos y que Dios la bendiga.

Mikel de olabarria dijo...

Gracias por este regalo, querida amiga y maestra. Mis mejores deseos para esta Navidad.

bel dijo...

Te considero el ángel de la música porqué haces que me sienta feliz.
Feliz Navidad!
Besos.

gina perin dijo...

Una delicada caricia para el alma este deseo tuyo de Año Nuevo! Un abrazo.