Google+ Followers

miércoles, 28 de septiembre de 2011

MIS OBSESIONES II

Hubo un personaje que marcó mi infancia. En realidad ha habido muchos personajes que me impactaron durante mi infancia y quizás hable de ellos en otro momento, ahora me centro en uno que es el detonante de esta obsesión.
Mi personaje es una mujer que fue un icono de los años 50…Se llamaba, mejor dicho, se llama, porque vive todavía, Juliette Greco: actriz y cantante .

En aquellos tiempos era una mujer misteriosa, de voz cálida, vestía siempre de negro…y tenía un bonito pelo negro liso…muy liso, envidiablemente liso.
Me gustaba verla en las revistas –entonces no había TV- y me quedaba mirándola con arrobo, todas sus facciones, su pelo…negro, largo y liso… y me decía a mí misma que cuando fuera una chica me vestiría y peinaría como ella, me parecía increíblemente atractiva.

Y ahí empezó el conflicto…
Resulta que la madre naturaleza me había dotado de unas características que ni parecidas a mi ídolo infantil:


-Rubita, pero rubita-rubita, nada de medias tintas.


-Pelo híper-rizado, algo así como Lola Flores en sus buenos tiempos… pero en rubia.


¡¡Qué horror!! Cómo poder parecerme a mi querida Juliette Greco? Era materialmente imposible, inalcanzable…desoladoramente inalcanzable…
Pensé que al menos podría vestirme de negro pero mi madre no lo hubiera consentido, ninguna jovencita se vestía de negro en esos tiempos…hubiera parecido que estaba de luto y todos me consolarían creyendo que mi papá o mi mamá había fallecido… así que mi desolación era total.

Si al menos tuviera el pelo liso pues ya en algo me parecería a Juliette . En esto una amiga mía me dijo que eso era fácil que ella se planchaba el pelo. Lo que no me especificó es que se lo planchaba con la plancha de la ropa, nada de tenacillas modernas…plancha de la ropa normalita y sin vapor, que todavía no se había inventado.

Me maltraté el pelo pero llegue a sentir el morbo de tener el ¡¡pelo liso!!... ¡¡bien!! Algo había conseguido!!
En realidad no había conseguido nada, ni nunca lo conseguí. En los años 70 vino la moda hippie y se puso de moda los pelos muy rizados, rubios, y mira por donde a mí no me gustaba porque era precisamente lo que yo tenía y no me gustaba, no me parecía que había hecho nada en especial.

¿Veis a donde va a parar lo absurdo de las obsesiones?: Cuando te gusta una cosa no la puedes conseguir y cuando la puedes conseguir no te gusta...
Si es que no tenemos arreglo!!!

Han pasado tropecientos años desde entonces…y os puedo asegurar que todavía me gusta el pelo de Juliette Greco, y sus trajes negros, y su voz cálida y su cara angulosa…Pero... eso sí, me visto de negro cuando me da la gana.
Mirad y admirarla...










No hay comentarios: